Los dirigentes de Progreso, representante de Rosario de la Frontera en el Federal B, se mostraron muy preocupados porque la policía resolvió enviar una mayor cantidad de efectivos adicionales en el partido que el próximo domingo, en el estadio de la Liga, disputarán frente a Atlético Famaillá de Tucumán.
Los directivos del club de la Ciudad Termal consideraron que 15 policías adicionales es una cantidad que no condice para un partido como el que se jugará con los tucumanos, en razón de que no llegarán hinchas visitante.
Hasta el momento los simpatizantes de Progreso no generaron ningún tipo de problemas cuando el equipo disputó sus partidos de local por la competencia federal, pero esta medida que se tomó por parte del organismo de seguridad provincial, de incrementar el número de efectivos, tiene que ver con los desordenes que se presentaron entre seguidores de los equipos que juegan los partidos que organiza la liga local.
De todas formas, las gestiones de Progreso apuntan a que se revea la decisión de incrementar el número de adicionales, porque en caso contrario también se analiza enviar al Consejo Federal una nota, en la cual se dejaría constancia de que el club no está en condiciones de organizar el partido contra Famaillá.
Progreso, que compite en la zona 9 del Federal B, viene realizando una aceptable campaña y hasta el momento alcanzó los 6 puntos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial



Comentá esta noticia