La Fiscalía de Saavedra investiga junto a la Policía Metropolitana un ganancia global ilegal de 7 millones de pesos de los Borrachos del Tablón, barrabrava de River Plate. Hubo entradas falsas y molinetes liberados en cada tribuna. Quedó "pegado" Oscar Borelli, jefe de los controles del Monumental.
A una semana de la obtención de la tercera Copa Libertadores de su historia, logro que se hizo esperar durante 19 años consecutivos, salió a la luz una noticia que opacó la organización para el duelo crucial ante Tigres de México: reveladores audios dados a conocer por Estudio Fútbol de TyC Sports comprobaron la liberación de molinetes en varias tribunas y el ingreso de más personas de lo admitido por el Gobierno de la Ciudad.

Aunque el Monumental estaba habilitado para 62 mil almas, las autoridades creen que hubo prácticamente 70 mil. Inmediatamente, la Fiscalía de Saavedra inició una investigación que está en curso, con la colaboración de la Policía Metropolitana, sumándose al procedimiento encarado por la Unidad Fiscal Contravencional de Núñez por la reventa de entradas a precios realmente exorbitantes.
Los especialistas tuvieron acceso a un material que implica a Oscar Borelli, jefe de todos los controles de River. Es decir, el hombre más importante en la organización de cada partido del millonario a través de UTEDYC.

En el mismo reconoce la asistencia al estadio de una buena cantidad de gente que superó los controles policiales con localidades falsas y que posteriormente se mandó por molinetes que mostraban la luz verde de ingreso a aquellos que abonaban una "tarifa" determinada.
Los investigadores estiman una ganancia global ilegal de 7 millones de pesos de los barras, solamente en ese encuentro mencionado ante el club mexicano: incluyen la recaudación de los trapitos, las entradas truchas, los molinetes liberados, la venta de comida de la barra y el merchandising.

En la primera parte, el acusado habla de "sacrificar una moneda para que liberen un molinete" y hasta da indicaciones específicas para disipar las sospechas de los encargados de la seguridad: "Si liberan un molinete en cada punta, no se va a armar barullo. Que sea una hora después de habilitar el estadio, sino enseguida vienen los ratis". A la hora y media, justamente comenzaron los primeros incidentes en las cercanías del Monumental entre hinchas y fuerzas policiales por los desbordes. ¿Casualidad?

Por otro lado, revela los contactos telefónicos con Caverna Godoy, Martín Araujo y Martín Vallejos, los tres simpatizantes caracterizados de mayor influencia en los ilícitos de la popular. "Sabía que me iban a mangar, yo dije que me tenía que juntar con ellos", confirma los estrechos lazos con todos ellos.

En la continuidad del audio, Borelli justifica su decisión de enviar gente sin boletos válidos a la Platea Belgrano, incluso escondiéndole esta iniciativa a los barrabravas citados anteriormente: "No laburemos con los buscas, hagamos esto con cautela. Donde laburemos con ellos, estamos listos. Si se amontonan 20 lucas, cagaste todo. ¡Qué me importa el negocio de ellos, que se maten!".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia