Los dirigentes de los clubes de Primera División sentaron hoy una posición de alerta, ya que si bien decidieron no plegarse por el momento a la amenaza de no empezar el torneo 2016/17, nombraron una Comisión para que se encargue de la negociación en busca de obtener mayor dinero por parte del Gobierno nacional por los derechos televisivos del fútbol argentino.
Los dirigentes estuvieron hoy reunidos con el presidente de la Comisión Regularizadora de AFA, Armando Pérez, para interiorizarse sobre la situación, luego del sorteo del fixture celebrado en el tercer piso de la AFA. Fue una charla álgida, donde los dirigentes volvieron a expresar su disconformismo con el dinero que se acordó con el Gobierno nacional por el programa Fútbol para Todos, plantado en 1800 millones de pesos por el próximo semestre, a dividirse entre todas las categorías. La buena noticia para los clubes de Primera División es que Armando Pérez se comprometió a que en la partida de 300 millones de pesos enviada este martes por el Gobierno no habrá deducción por el Plan de Salvataje para las deudas de los clubes. Estos 300 millones, además, son parte de los 900 que iban a entregarse durante este semestre, y se avisó que al resto del dinero correspondiente por los derechos sí se aplicará el descuento correspondiente a cada club.
“Esto es lo que hay hoy. Hace siete días que asumí y no puedo hacer más nada”, fueron las palabras de Armando Pérez a los dirigentes de los clubes de Primera. Ante esta situación, los dirigentes decidieron crear una nueva Comisión especial encargada de ir a negociar con el Gobierno la posibilidad de aumentar la oferta por el próximo semestre del fútbol. Hoy, el Gobierno nacional está plantado en 1800 millones de pesos, pese a que en las primera reuniones, según los dirigentes de AFA, había ofrecido 2500 millones. Los encargados de esa negociación serán los representantes de Boca, River, Lanús, Godoy Cruz, Unión de Santa Fe y Banfield.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia