La aguas tienden a calmarse en Juventud Antoniana luego del temporal que azotó la semana pasada a la institución, tras las renuncias masivas de seis miembros de la mesa directiva. Llamó poderosamente la atención la situación planteada, puesto que recién el grupo dirigencial cumplirá seis meses de gestión y aquellos que dieron un paso al costado lo hicieron porque no están de acuerdo con las acciones que lleva adelante José "Pepe" Muratore, en el cargo de presidente y, sobre todo, con que Rafael Del Carlo continúe como integrante del departamento de fútbol, que derivó en la decisión para que Alberto Pascutti renueve su vínculo.
Muratore, en una entrevista con El Tribuno, se sintió fortalecido y acusó a aquellos miembros disidentes de no quedarse a formar parte de un proceso con una metodología coherente para conducir los destinos de Juventud.

¿Cómo te sentís luego del intento de desestabilización que hubo en Juventud, con la renuncia de seis miembros de la mesa dirigencial que te acompañaron en la lista que ganó las elecciones en junio pasado?
Uno está cada vez más fortalecido. Solo los cobardes huyen y son los que provocaron este clima desestabilizador. Los que incurrieron en tanta mediatización. Primero, resulta que nos pidieron una reunión y la convocamos para el jueves, pero estas personas en vez de quedarse a participar lo que hicieron fue presentar sus renuncias. No entiendo por qué no se quedaron a debatir y exponer sus ideas, como tiene que ser en una comisión si no estás de acuerdo con algo.

¿Fue un atentado a su gestión?
Lo que sucede es que una de estas personas (Julio Dagún), hay que recordar, nunca termino bien un proceso y luego otro. Porque si bien estuvo con Miguel Isa, se fue; luego cuando integró un grupo de trabajo con Pancho Cornejo también hizo lo propio y esta vez no fue la excepción.

¿Juventud quedó acéfalo?
De ninguna manera. Quedaron los dos vicepresidentes, uno de los secretarios, el tesorero y los vocales. Seguimos trabajando como comisión directiva y por el bienestar del club. Cumpliendo con todo lo que nos hemos propuesto.

La continuidad del Beto Pascutti, ¿fue el problema?
La definición de que El Beto Pascutti siga en Juventud no es un agravante porque se debe interpretar de que si los resultados deportivos no acompañaron, hay que tener muy en cuenta que armó un buen grupo de jugadores con los cuales no hubo problemas, incluso indisciplina. Quedó una base. Y Rafael del Carlo va a seguir, junto a Carlos Alurralde, el vicepresidente, en la subcomisión de fútbol.
Pidieron rendición de cuen tas.
El que se quiera informar, los papeles están como corresponde, en el club. Y se hizo mención de unos $ 900 mil, pero es lo que demanda el gasto to tal del club y no solo del plantel.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial



Comentá esta noticia