Juventud Antoniana y Gimnasia y Tiro esta vez "rompieron el chanchito" en serio y llenaron sus planteles de refuerzos de experiencia y trayectoria; con mayor énfasis que en el torneo pasado, el de la panacea de los ascensos masivos y flexibilidad competitiva, en el cual ambos fracasaron rotundamente, una vez más.
Luego de analizar pormenorizadamente las 25 incorporaciones que sumaron en total el santo y el albo (en Gimnasia aún puede llegar uno más), la superpoblación de valores foráneos en los planteles en contra de aquellos que sostienen sus ideas en el fortalecimiento del patrimonio humano y la materia prima de los clubes de la provincia, es conveniente repasar cómo se armaron los rivales de los equipos salteños en la zona 4 del nuevo torneo Federal A, que arrancará el próximo 22 de marzo.
Antonianos y millonarios volverán a luchar en el fango de una categoría complicada -que ahora será mucho más tedioso con 40 equipos en competencia, apenas dos plazas de ascenso y ocho descensos- con los viejos conocidos de la región: Altos Hornos Zapla y San Martín de Tucumán, otro de los "gigantes dormidos" que está dominado bajo el yugo del mandato popular, aquel que le exige un ascenso por su historia y su nombre.
Tras el fracaso del último año y una nueva conducción dirigencial, el ciruja se rearmó para ascender de la mano de un "viejo zorro" como Darío Tempesta y nombres de fuste como los de Brian Uribe, Diego Bucci e Iván Agudiak. Los de la Ciudadela compartirán con los salteños la presión por el ascenso.
La nueva zona del Federal A traerá reminiscencias del antiguo Argentino B, en el que supo luchar Gimnasia, con sucesivos viajes al interior tucumano, con el austero Concepción Fútbol Club. El recién ascendido, que conservará la base del plantel que viene de ganarle a Mitre en la final, resultará un hueso duro de roer en su fortaleza de la perla del sur, allí donde muchos grandes supieron sucumbir.
Y para variar, al grupo también lo animarán los catamarqueños San Lorenzo de Alem y Unión Aconquija. Los primeros, que fueron la revelación y sorpresa del último torneo quedando a un paso del ascenso por penales frente a Central Córdoba de Santiago del Estero, tratarán de subirse otra vez a la aventura del campeonato con la misma base y con otros nombres de consideración que compensarán las bajas.

Crisis e incertidumbre

Albos y santos también se toparán con las apremiantes realidades de San Jorge de Tucumán, Andino y Américo Tesorieri de La Rioja.
Los primeros, con problemas financieros agobiantes, estuvieron a punto de fusionarse como método de salvataje, renunció su presidente y el plantel (sin refuerzos y solo con jugadores tucumanos) arrancó la pretemporada tarde y de forma improvisada. Tesorieri necesita la ayuda oficial para participar, y el lunes confirmará su posible deserción, mientras que la realidad del otro representante riojano tampoco es muy distante.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia