Tras el fracaso del plantel superior consumado en Formosa en manos de Sportivo Patria y la controvertida ratificación de Alberto Pascutti como entrenador, la dirigencia y el DT ya comenzaron a delinear el modelo 2015 del santo (el 15 de enero arrancará la pretemporada) y ya se puso en acción a la escoba de todos los años. Y la limpieza del antoniano comenzó con aquellos jugadores que menos rindieron o pasaron con andar intrascendente en la última temporada: los defensores Leonardo Gómez y Juan Cassarini; el mediocampista Bruno Lescano y los atacantes Luis Rodríguez y Héctor Arrigo, quienes no figuran en los planes del entrenador para la próxima temporada, fueron desafectados por la dirigencia y se les comenzó a abonar la liquidación de sus haberes.
Distinto es el caso de Marcos Litre, quien tiene una jugosa y concreta oferta para continuar su carrera en la B Nacional y está más adentro que afuera de la institución de la Lerma.
Seguirían por el mismo camino Franco Sosa y Gustavo Balvorín. En tanto, desde la subcomisión de fútbol de la entidad ratificaron la intención de lograr austeridad en cuanto a la contratación "responsable" de refuerzos. "No llegarán más de tres incorporaciones, porque vamos a echar mano a los juveniles del club", aseguró Rafael Del Carlo, del departamento futbolístico de Juventud.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia