A pesar de haber llegado al Estado de Mato Grosso ayer por la mañana, los dirigidos por Ramiro Schiavoni no parecieron haber sufrido el desgaste del viaje. Fue el joven lanzador Agustín Tanco quien inicio el juego y no tuvo inconvenientes para blanquear a la ofensiva rival en las tres entradas en las que vio acción.
Tampoco los bates nacionales sintieron las horas de vuelo desde Buenos Aires hasta Cuiabá, ya que ante los envíos del boliviano Miguel Lara cosecharon un racimo de nueve carreras en la primera entrada. A pesar de que el duelo se había adelantado para evitar la lluvia, la misma se hizo presente tras finalizar la parte baja del segundo inning, lo que obligó a la suspensión del choque por unos minutos.
Cuando el agua cesó, Tanco volvió a demostrar sus condiciones desde la loma para retirar a los maderos rivales. Y otra vez sus compañeros lo apoyaron con seis anotaciones, tres de las cuales llegaron gracias al cuadrangular del bateador designado Eduardo Zurbriggen.
Con la intención de darle rodaje a su cuerpo de lanzadores, Schiavoni subió a la loma de pitcheo a Leandro Juárez, quien tampoco encontró resistencia por parte de la novena boliviana.
Con este triunfo, Argentina amplió su historial sobre Bolivia a cuatro victorias y ningún revés.
Hoy, desde las 9.30, el cordobés Federico Tanco será el abridor para Los Gauchos en el encuentro ante Brasil, que superó en el primer partido del torneo a Perú por 15 a 5.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia