La Selección argentina de béisbol se juega el único pasaje a los Juegos Panamericanos de Toronto y, tras una aplastante victoria por 21 a 0 en el debut ante Bolivia, ayer tuvo el primer traspié al perder con Brasil por 2 a 1.
El partido tuvo un comienzo raro porque comenzó y tuvo que detenerse por las lluvias caídas en la localidad de Mato Grosso.
Luego, ante un gran marco de público, en su mayoría locales, siguió el gran duelo sudamericano que estuvo parejo desde el primer innig.
En el inicio, el salteño Ramiro Schiavoni se inclinó por el histórico Federico Tanco en el picheo y luego Guido Monis reemplazó al cordobés en la primera entrada.
En el segundo inning entró Diego Echeverría quien dominó a los bateadores brasileños durante casi todo el partido.
El duelo se jugaba con dientes apretados y ninguna de las selecciones regaló nada. Por eso, el cuarto inning terminó sin carreras. Sin embargo, en la siguiente entrada las cosas iban a cambiar porque Mauro Schiavoni, uno de los mejores jugadores de la Argentina y bateador designado en esta ocasión, no dudo y conectó una espectacular bocha para marcar un home run en solitario.
En el siguiente inning hubo respuesta local y fue Allan Fanhoni el causante de la igualdad del marcador gracias a un doble.
En la octava entrada, el clásico sudamericano quedó en manos de Brasil gracias a un gran batazo de Luis Camargo que al igual que Schiavoni la tiró afuera del estadio y en soledad puso las cosas 2 a 1.
En la última parte del partido, tanto los brasileños como los argentinos continuaron jugando muy concentrados y ninguno pudo marcar otra carrera.
De esta manera, los anfitriones del Sudamericano, que otorgará una sola plaza a los Juegos Panamericanos de Toronto, lograron tomarse revancha de la final de Chile 2013 y una victoria más que importante a los actuales tricampeones consecutivos del torneo que los convierte en los principales candidatos a quedarse con los boletos a Canadá.

Desayunar con café

Los argentinos deberán olvidar rápidamente el duelo ante Brasil ya que hoy a primera hora (9.30 de la Argentina) enfrentarán a Colombia, otro de los animadores del torneo.
Los cafeteros llegan muy bien a este encuentro debido a que ayer le ganaron sin inconvenientes a Bolivia por 15 a 0 y cerraron el juego en el sexto inning.
Argentina, pese a la derrota, tiene un plantel muy rico y cuenta con una diferencia de 20 carreras a favor.
Los bolivianos, por su parte, que fueron derrotados duramente en sus dos presentaciones, jugarán ante Perú, mientras que Brasil tendrá un día de descanso.
Tras Colombia, el último rival de la primera fase del seleccionado será el conjunto peruano. Después va a ser el turno de las semifinales, donde ya no habrá margen de error.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia