Cuando el árbitro Alejandro Castro sentenció el final, la victoria de Racing por 2 a 0 sobre Gimnasia y Tiro, los hinchas de Gimnasia y Tiro, no todos pero sí algunos, se metieron al campo de juego para poder obtener algún obsequio de fin de temporada de los jugadores.
Esto hizo que los jugadores de Racing, que se saludaban celebrando el triunfo, no pudieran llegar hasta sus hinchas ni recibir el cheque que representa el premio por haber pasado de fase.

Embed

De este modo, el plantel de la cademia se dirigió a los vestuario para recibir por parte de la organización el billete simbólico. Además, Sebastián Saja, quien mañana anunciaría su retiro en conferencia, tampoco tuvo tiempo de despedirse de sus hinchas.
En el estadio Antonio Romero de Formosa hubo alrededor de 12 mil personas y Gimnasia recibió el apoyo por unos 600 simpatizantes, que pese a la derrota despidió al equipo de Bianco con aplausos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia