El seleccionado argentino de handball masculino, Los Gladiadores, cayó ayer ante su par de Qatar, por 22 a 18, y se despidió de la competencia olímpica de Río de Janeiro 2016, al finalizar en la quinta posición en el grupo A de la etapa clasificatoria. De esta manera otro salteño hizo las valijas, ya que Guillermo Cazón, el preparador físico, nació en esta provincia.
El equipo albiceleste terminó con dos unidades, solamente por encima de Túnez (único rival al que superó).
En un estadio Arena da Futuro, que convocó a casi 3 mil espectadores (la mitad de ellos eran simpatizantes argentinos), el conjunto conducido por Eduardo Gallardo pagó caro precio por un arranque irregular y por no haber sido preciso cuando necesitaba recortar las cifras.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia