Como en todo deporte amateur, los pilotos de BMX salteños trabajan a pulmón con los pocos ingresos que pueden llegar a recibir. Todos invierten dinero de sus bolsillos y el tiempo en acondicionar la pista que durante muchos años estuvo casi abandonada en Ciudad del Milagro. Es el caso, entre tantos, de los hermanos Michel (18) y Lucas Suárez (19), dos jóvenes amantes del bicicross que con pocos ingresos se la rebuscan y días atrás ganaron la cuarta fecha del campeonato Argentino, en Villa Dolores, Córdoba.
Ahora, en la pista donde los Suárez arrancaron a dar sus primeros pasos, se realizará la segunda fecha del campeonato "Extreme Whismon" y los chicos del club salteño de BMX trabajan duro para que el predio quede en condiciones para recibir a los pilotos, a partir de las 16.
Si bien los Suárez no competirán en esta ocasión, estarán presentes en la competencia para asistir a los pilotos y ayudarán a los integrantes de la organización.
La nueva fecha fue recibida con alegría por los salteños amantes de la disciplina, quienes podrán volver a entrenar con mayor comodidad. De todas maneras, lo que más le preocupa a los deportistas es el cercado del predio, para que no se vuelva a convertir en un baldío.
Respecto al crecimiento del menor de los Suárez, quien meses atrás llegó a las semifinales del Mundial disputado en Medellín, aún practica en el norte de la ciudad, aunque todos los meses viaja a Santiago del Estero, donde se encuentra la pista que ya recibió al campeonato Mundial de SX, el Panamericano y Sudamericano de BMX.

Lo que dejó y lo que viene

A fines de agosto se disputó la cuarta fecha del campeonato Argentino, donde los salteños lograron ubicarse en lo más alto del podio en sus categorías.
Antes de haber ganado en Villa Dolores, Lucas también se había quedado con el primer lugar en la tercera fecha de la competencia, en Santiago del Estero, siempre en expertos, de 17 a 23.
Michel, al lograr el primer lugar en la cuarta fecha, en los que participaron un total de 24 pilotos, quedó en ubicado en el segundo puesto de la tabla general, a dos fechas del final.
El mayor de los Suárez está cuarto, porque solo corrió dos de las cuatro carreras en lo que va del año.
Ambos van acumulando puntos para intentar clasificar a los torneos de mayor jerarquía. Ahora la competencia entró en su recta final: el 8 y 9 de octubre se pone en disputa la quinta fecha en la provincia de San Juan, mientras que a mediados de noviembre se realiza la última en La Pampa.
En el medio, Michel tendrá otro gran desafío en su corta carrera: deberá viajar al Panamericano que se disputa desde el 15 de octubre en Lima (Perú), pero para poder viajar contó a El Tribuno que "voy a tener que tocar puertas y pedir un subsidio. Para los campeonatos nacionales me las arreglo yo, como puedo viajo a competir y a entrenar a Santiago del Estero, pero no podré ir a este torneo internacional sin ayuda", indicó.
Además, el joven tiene en claro su objetivo de cara al futuro: "Necesito viajar a Perú ya que para clasificar a un nuevo campeonato del mundo debo sumar puntos 'UCI'".
Cabe recordar que semanas antes de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, Michel entrenó junto a Gonzalo Molina, el único representante masculino de esa disciplina, quien llegó hasta semifinales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia