Una decena de hinchas increpó a los jugadores de Real Madrid, vigente campeón europeo y mundial, en la puerta de la Ciudad Deportiva de Valdebebas, luego de la derrota sufrida ayer en el clásico con el líder Barcelona (2-1), por la Liga de España.

  • Mirá el video de las agresiones
Embed

Durante la madrugada, cuando los futbolistas salían del predio en sus automóviles, los aficionados forzaron su detención para recriminarles, especialmente al galés Gareth Bale y a Jesé, por el momento del equipo "blanco", escolta a cuatro puntos luego de comenzar el año como líder.
Con insultos, los hinchas acusaron a los jugadores de falta de entrega y hasta le recriminaron por sus salidas nocturnas.
El incidente acabó cuando el capitán y referente del plantel, Sergio Ramos, detuvo su coche para dialogar con los exaltados: "¿Cuál es el problema?, ¿tú crees que esa es la actitud?", preguntó.
"El equipo ha dado la cara, cuando perdemos lo hacemos todos igual que cuando ganamos. Hay que estar a las malas también", recriminó antes de marcharse del lugar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia