Embed
Los hinchas ingleses y la prensa británica acusaron a los rusos de haber planeado los enfrentamientos de Marsella, y a la policía francesa de haber gestionado mal la situación. Las críticas podrían arreciar, porque la fiscalía francesa admitió este lunes que la policía no consiguió detener a ningún ruso y que éstos estaban “extremadamente preparados”, mientras que seis británicos serán juzgados este lunes por los episodios de violencia.
Eurocopa 2016 hincha muerte1.jpg
El responsable de la unidad policial británica especializada en fútbol dijo que los rusos llevaban protectores bucales, guantes de combate y cuchillos. “Una pequeña minoría de hinchas ingleses estaban en Marsella para causar problemas”, explicó Mark Roberts al diario británico The Guardian. Pero los violentos rusos eran “más numerosos”, añadió.
Embed
“Pensamos que eran unos 300. Nuestros fisionomistas en Marsella vieron cómo se ponían protectores bucales, guantes de combate y pañuelos antes de atacar a los hinchas ingleses en el puerto”, afirmó Roberts. “Sabemos que algunos tenían cuchillos porque un seguidor inglés fue apuñalado”, añadió.

  • Temor por nuevos incidentes
La violencia en las calles de Marsella dejó 35 heridos el sábado coincidiendo con el partido de la Eurocopa-2016 Inglaterra-Rusia, tres de ellos en estado grave. El hincha inglés que el sábado se debatía entre la vida y la muerte se encontraba “en estado estable”, indicó el domingo la Prefectura de París. Mark Roberts advirtió contra posibles enfrentamientos en el norte de Francia esta semana, donde se deben jugar los partidos Rusia-Eslovaquia, el miércoles en Lille, e Inglaterra-Gales, al día siguiente en Lens. Por ello, la ministra de Interior, Theresa May, anunció que despacharán a más policías británicos a Lens. La UEFA amenazó a Inglaterra y Rusia con la descalificación del torneo en caso de nuevos episodios de violencia de sus seguidores, lo que dio pie a un llamamiento del capitán de Inglaterra, Wayne Rooney, y su seleccionador Roy Hogdson para que los hinchas se comporten.
Eurocopa 1.jpg

“Sean razonables y continuen apoyándonos” dijo el delantero del Manchester United en un mensaje de video. “Les pido que se alejen de los problemas”, añadió el técnico.
Geoff Pearson, experto en hooliganismo de la Universidad de Mánchester, dijo a la AFP que la policía francesa “no gestionó bien a la hinchada inglesa, no se comunicaron con ellos, y no supieron manejar tampoco a este movimiento de ultras rusos. Los policías se enfrentaban a los hinchas ingleses cuando en realidad deberían haberlos protegido”. Según Pearson, la policía lanzó repetidamente gases lacrimógenos a los hinchas ingleses sin haber sido ni siquiera provocados. Además, The Times dijo que uno de los heridos graves británicos lo fue, “aparentemente”, por el impacto en la cabeza de un proyectil de gases lacrimógenos lanzado horizontalmente.

“Los ingleses son unas nenas”

Si las autoridades británicas llevan años de esfuerzos por controlar a sus aficionados violentos, Pearson no vio el mismo celo de las rusas.
“No puedo imaginarme que las autoridades rusas no tuvieran información sobre este grupo de aficionados”. Vladimir, uno de los rusos que participó en los disturbios y que habló ya en Rusia, a condición de que no se publicara su apellido, admitió que fueron a Marsella por el reto de demostrar que eran más violentos que los ingleses.
Embed

“Los ingleses siempre afirman que son los mejores hooligans del fútbol. Fuimos a demostrarles que son unas nenas”, explicó. Hasta un alto responsable de la Unión Rusa de Fútbol (URF), que también es diputado, animó a los hinchas rusos a seguir peleándose. “No veo qué tiene de malo que los hinchas se peleen”, declaró en la red social Twitter Igor Lebedev. “Más bien hay que decir lo contrario, bravo chicos. ¡Continúen!”. Uno de los momentos más peligrosos de los enfrentamientos se produjo en el estadio, cuando los hinchas rusos cruzaron el precario cordón humano -formado por personal de una empresa de seguridad- que les separaba de los ingleses para agredirles, y éstos huyeron en estampida hacia el lateral de la tribuna. La escena trajo a la memoria la tragedia del estadio belga de Heysel en 1989, que dejó 39 muertos en una final de Copa de Europa entre el equipo inglés del Liverpool y el italiano de la Juventus.
Eurocopa 2016 hincha muerte.jpg


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia