Continuos reclamos de los jugadores de Deportivo Tabacal al árbitro Gustavo Gérez, en el clásico que empataban en un gol con Independiente de Yrigoyen, en la ciudad de Oran, y descontrol en las tribunas, a los 5' del complemento, con la expulsión de Lucas Galarza, del trapiche, provocó la suspensión definitiva del partido, que quedó en manos del Consejo Federal.
El informe del juez fue elevado al tribunal disciplinario. El árbitro además había expulsado a Gastón Pizicanella y Carlos Rodríguez (ambos de Tabacal). Pero lo que más irritó a la gente del trapiche fue una supuesta mano previa en el gol del rojo. El Consejo decidirá si se juega o no el tiempo que falta jugar en un enfrentamiento que corresponde a la zona A de la región norte del torneo Federal B.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial



Comentá esta noticia