Los Jaguares están sintiendo la adaptación al Súper Rugby y los argentinos sumaron ayer su séptima derrota consecutiva en el certamen, luego de caer en Japón con los Sunwolves por 36 a 28, que hasta el momento habían perdido todos sus encuentros.
El equipo dirigido por Raúl Pérez no ha podido ganar desde aquel gran debut en la primera fecha del torneo adonde derrotó a los Cheetahs por 33-34, mientras que los japoneses estrenaron su casillero de victorias luego de siete derrotas en el campeonato.
Los Jaguares habían arrancado bien y enfilaron el camino al vestuario con cinco puntos de ventaja sobre su rival, que llegaba tras caer 92-17 en su último partido ante los Cheetahs. Pero el apertura samoano Tusi Pisi, con cuatro penales y tres conversiones, sumó 18 puntos, la mitad de los conseguidos por su equipo.
En la otra cara de la moneda, el argentino Juan Martín Hernández erró las tres conversiones de las que dispuso. "Todos los partidos son complicados para nosotros. Ellos tuvieron más intención y actitud", señaló Pérez.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia