Los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 arrancaron a toda orquesta con un espectáculo exclusivo del famoso Cirque du Soleil, antes de que comiencen a pleno las competencias que prometen una encarnizada lucha por el segundo lugar entre Canadá, Cuba y Brasil, detrás de Estados Unidos.
El Cirque du Soleil, un emporio artístico con más de 2.000 artistas que recorrió el mundo, ideó un show especial basado en el deporte cuya puesta en escena abarcó a los 6.000 atletas que desfilaron en el estadio cubierto Rogers Centre.
La ceremonia inaugural de los Panamericanos tuvo, además, un espectáculo de fuegos artificiales en la torre CN Tower, situada al lado del estadio, que con 553 metros de altura fue hasta 2010 y durante 34 años la más alta del mundo. Fueron más de 40.000 personas las que asistieron al espectáculo en el Rogers Centre, la casa de los Toronto Blue Jays del béisbol canadiense, y se estima que 380 millones vieron la ceremonia por televisión.
Luego del inicio anticipado de las competencias del waterpolo y del nado sincronizado, ayer fue el turno del tenis, los clavados y ciclismo BMX.
Estados Unidos, el líder histórico de los Panamericanos que acumula 1.861 medallas de oro, llegó a Toronto con el objetivo de lograr los boletos para Río 2016 y además mantener su supremacía en el continente. El anfitrión Canadá, a su vez, se propone la meta altísima de superar a sus vecinos del sur de la cabeza del medallero.
El desafío aparece como de máxima exigencia, aunque no imposible: en los dos únicos casos que Estados Unidos terminó segundo en el medallero, fueron los anfitriones, en Buenos Aires 1951 y en La Habana 1991, los que desplazaron a la potencia continental del primer lugar del podio. Cuba, en el segundo sitio del palmarés histórico con 839 medallas, y Brasil y Canadá, han establecido una dura competencia por el segundo lugar, una meta más realista para el anfitrión.
Varios campeones mundiales y olímpicos utilizarán a Toronto como parada hacia los Juegos de Río del año próximo, en una cita continental de alto nivel y con decenas de figuras en ascenso.
En una delegación como la estadounidense con abundancia de campeones, la esgrimista Mariel Zagunis (oro en los dos últimos Juegos Olímpicos), la tiradora Kim Rhodes (tres veces oro olímpico) y el múltiple campeón de taekwondo Steven López, destacan con luz propia. El local, por su parte, hace punta con el nadador Ryan Cochran.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia