El dirigente de River Plate que más relación tiene con la Conmebol, Norberto Alvarez, aseguró anoche que los jugadores de su equipo "estaban quemados y les ardía todo el cuerpo".
"Nunca ví algo así en un vestuario. Pero la decisión final es del Comité de Disciplina de la Conmebol y se va a reunir esta misma madrugada en Asunción con el informe del árbitro Darío Herrera", le indicó Alvarez a Télam en la zona de vestuario.
"Los médicos determinarán si nuestros jugadores pueden actuar en 48 horas", destacó Alvarez, mientras la policía incautó las camisetas de tres de los cuatro jugadores afectados (Matías Kranevitter, Leonardo Ponzio, Ramiro Funes Mori y Leonel Vangioni) y River conservó una como prueba.
Vangioni sufrió quemaduras de primer grado en la espalda, Ponzio en el cuello y Funes Mori en las fosas nasales por efectos del denominado "gas mostaza" que recibieron dentro de la manga de acceso al campo de juego.
Róger Bello, el veedor boliviano del partido, indicó al paso que la decisión de la Conmebol ocurrirá en las próximas horas.
De los cinco miembros del Comité de Disciplina, según fuentes de la Conmebol, uno de ellos ya se inclinó por aplicar el artículo 23 del reglamento disciplinario del organismo, que indica que Boca perdería los puntos en juego y además le cabría una suspensión de dos años para jugar de local en la Bombonera en compromisos internacionales.
Pero en caso de que los 45 minutos pendientes finalmente se jueguen, tendrían lugar en cancha neutral y sin público, sábado o domingo próximos, en Vélez Sársfield.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia