El destino casi le juega una mala pasada ayer a Los Mayuatos, que tenían controlado el partido frente a Santa Fe pero que casi se les va de las manos en la última jugada. Sin embargo, esta vez la suerte estuvo del lado de los locales y el equipo salteño terminó gritando emocionado bajo la lluvia y festejando que se quedan un año más en la zona más competitiva del Campeonato Argentino de Rugby.
No fue nada fácil el trámite para los dirigidos por Raúl Coledani, que no solo batallaron contra un equipo aguerrido que vino a llevarse el ascenso de Salta, sino que también tuvieron que encontrarle la vuelta a un terreno comprometido por la lluvia que cayó.
Ramiro Chávez abrió la cuenta para Los Mayuatos con un penal, pero Gustavo Benítez puso al frente a los santafesinos con su try y la conversión de Leandro Rivero.
El elenco salteño no tenía una buena salida desde los lines y Santa Fe aprovechaba esta falencia para ganar metros en cancha y acechar al local.
Sin embargo, a poco del final de la primera parte, Eduardo Gómez Naar apareció con dos tries para darle tranquilidad a su equipo, dejando las cosas 18 a 7 luego de una conversión de Chávez.
Los Mayuatos habían logrado cambiar radicalmente su juego en esos últimos minutos y lograron capitalizar ese envión en el ingoal. Pero en el complemento el partido tomó un vuelco inesperado.
Con un penal, Chávez marcó los que serían los últimos puntos de Salta en el partido, ya que luego llegaron el penal y el try de Leandro Rivero dejando el marcador 21 a 15.
A un try de la gloria, Santa Fe apretó a Los Mayuatos en los últimos minutos y logró apoyar la guinda en el minuto 40 mediante Gero Fernández. Aunque a la hora de realizar la conversión, el mismo Fernández calculó mal a los palos y erró.
Final cerrado si los hubo, pero Los Mayuatos lograron su objetivo y seguirán un año más midiendose con las selecciones más fuertes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia