Había mucho en juego para ambos. Salta llegó a Mendoza con la ilusión de coronarse por primera vez en el Campeonato Argentino, pero los locales también tenían las mismas chances; los cuyanos hicieron valer su condición de local y en la suma de errores cometieron menos y terminaron ganando por 37 a 29, en la quinta y última fecha del certamen.
Los Mayuatos cerraron la competición en el tercer puesto, con 14 puntos, con triunfos claros sobre Rosario, Córdoba y Tucumán, más una derrota ajustada frente a Buenos Aires y la de ayer frente a los mendocinos en la cancha principal de Marista Rugby Club.
El balance final termina siendo altamente positivo para los dirigidos por Mariano Huber, Pablo Lizondo y Sebastián Ozu. Para este análisis solo hay que retrotraerse al desenlace del mismo certamen el año pasado, en el que Salta debió jugar la reválida por la permanencia y terminó defendiendo su lugar hasta el último segundo contra Santa Fe.
El presente es muy distinto; Salta está entre las tres mejores uniones del país y su ubicación establece un crecimiento, que debería mantenerse en el tiempo.Tiene un base de jugadores jóvenes que le permitirá pelear las próximas ediciones del torneo organizado por la Unión Argentina de Rugby.
El rendimiento de ayer estuvo algo lejos de lo que mostraron los salteños en las fechas anteriores, especialmente en el segundo tiempo. El primero fue muy parejo, con buen trabajo defensivo de los visitantes ante una ofensiva local que buscó por todos los costados penetrar la defensa en busca de los tries que le permitieran pelear por el campeonato. Mendoza fue efectivo y apenas tuvo una posibilidad la transformó en puntos con el try de Maximiliano Filizzola.
A Salta le costó mantener sus líneas, pero una vez que encontró el funcionamiento defensivo se hizo fuerte y manejó los hilos del juego; rápidamente encontró el try a través de Matías Fortuny, segundo en el certamen, para ponerse al frente y seguir con sus chances intactas. A partir de allí el partido se tornó más parejo y las infracciones se convirtieron en claves. Aprovechó Larrieu en esta área para estirar diferencias y llevar a Los Mayuatos a ganar el parcial por 16 a 11.
El complemento fue otra historia. Mendoza salió con todo a dar vuelta el marcador y con dos tries en menos de diez minutos logró su cometido, mientras que Salta cayó en el nerviosismo. Los cuyanos aprovecharon todas las ocasiones que se les presentaron y con dos tries más sellaron el triunfo que les permitió finalizar en el segundo puesto en el Argentino.
Salta quiso reaccionar cuando ya faltaban cinco minutos para el final; trasladó el juego al campo mendocino y con la fuerza del maul llegó al descuento con el try del primera línea Martín Dahas, casualmente el mismo hombre que puso el primer try de Los Mayuatos en el Argentino. No era el final que esperaban Los Mayuatos; lo realizado hasta ayer podía permitirles tener un mejor final, pero se retiraron con la tristeza de no haber podido dejar a Salta en el segundo lugar. Pero ninguno de los que ayer se vistieron de blanco tuvo algo que reprochar al que tuvo a su lado en el campo de juego durante las cinco fechas; se fueron con esa idea, con la convicción de que la vara quedó alta y que Salta ya no está para ser un actor de reparto.
Párrafo a parte se merece el apertura Santiago Larrieu, que terminó siendo el goleador de la competencia; ayer sumó 19 puntos a su cuenta, para finalizar con 106. Ya en el Regional del NOA demostró su efectividad y en esta ocasión estuvo a la altura de un equipo que salió a jugar de igual a igual contra todos los rivales que enfrentó.



¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia