Los números en las estadísticas en el presente torneo no favorecen para nada tanto a Gimnasia y Tiro (6 puntos) como a Juventud Antoniana (5) en las posiciones, rivales del clásico del próximo domingo que se disputará desde las 17.30, en el estadio Padre Martearena. De los 12 puntos en juego, el equipo albo sumó el 50 por ciento producto de dos empates y dos traspiés; mientras que el santo logró el 41,66 por ciento, porque solo ganó un partido, empató dos y perdió el restante, porcentajes muy bajos hasta el momento para las aspiraciones de ingresar en zona de clasificación y de la que por ahora quedaron relegados los dos equipos
Por más que Gimnasia y Tiro, a cuatro puntos del líder Unión Aconquija (Catamarca), iguale en las posiciones en puntos con Altos Hornos Zapla, este último lo supera por confrontación mutua y queda desplazado a un tercer lugar.
Por el lado de Juventud, con un punto más abajo, ni qué hablar. De esta manera, el enfrentamiento venidero entre ambas formación aparece como determinante, puesto que ni el empate los beneficiaría y tratándose de un clásico lo único que interesa es ganar.
Gimnasia, a lo mejor, tiene un poquito más de aire, porque si bien irá en condición de visitante al Martearena y solo el cambio de cancha podría resultar contraproducente, no saldrá de Salta.
Y en este caso los dos triunfos que consiguió fueron en esta capital, pero en el Gigante del Norte, por lo que ahora buscará redoblar la apuesta para la alegría de su gente y que mejor frente a los antonianos.
Mientras, el equipo que conduce J. J. López todavía no sintió el gusto de sumar de a tres en el estadio padre Martearena, desde el arranque de la competencia. Por eso, la oportunidad aparece como propicia para que la tercera presentación en este estadio sea la vencida y, de esa forma, empezar a mirar desde otra perspectiva el futuro inmediato. A Juventud le costó digerir ese duro revés que le propinó precisamente el conjunto millonario en la fecha inicial del torneo, en el Gigante del Norte, por lo que ahora está nueva presentación intentará borrar aquella pálida imagen.
Los dos están obligados a conseguir el triunfo, y el que pierda recibirá un golpe del que le costará reponerse.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen



Comentá esta noticia