Argentina y Uruguay, los dos representantes latinoamericanos en el Mundial de rugby, acuden a la cita que comienza hoy, con dos objetivos diferentes.
Los Pumas, que debutan con los All Blacks, buscan esperanzados dar la sorpresa y alcanzar su segunda semifinal, mientras que Los Teros quieren aprender.
Argentina, que siempre ha participado en los Mundiales en sus ocho ediciones, alcanzó las semifinales en 2007, donde terminó en tercer lugar, mientras que en 2011 cayó en cuartos de final ante la selección local y futura campeona, Nueva Zelanda.
El hecho de contar con mayor experiencia, por el roce que le da su participación en el Championship, el torneo de las Cuatro Naciones del Hemisferio Sur,donde ganó en 2014 a Australia y este año a Sudáfrica en Durban, le hace llegar con cierto optimismo. Además, en este Mundial, el calendario fue benévolo en el cruce de cuartos con Argentina.
Si se cumplen los pronósticos, el conjunto nacional, que clasificaría segundo, enfrentaría a Irlanda o a Francia, el primero del grupo D

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia