La fiesta está armada en el diamante espinaca, porque en el cruce de avenidas Arenales y Bolivia, se jugará la final del torneo Honor de béisbol entre los Popeye Bordó y Negro a partir de las 16.
Otra vez, como ocurrió en las últimas finales, el estadio José Ismael Gómez será testigo del último duelo entre los dos mejores equipos de la temporada, que llegaron a esta instancia tras dejar en el camino a los otros dos conjuntos de la ciudad.
Cabe destacar que en semifinales, Popeye Negro no tuvo inconvenientes en derrotar a Cachorros por 11 a 1 y el lanzador de los ganadores fue Jorge Gómez.
En la otra semi, el Bordó barrió a Atléticos por 11 a 0, donde se destacó el pitcher Diego Echeverría quien impidió que los jugadores de Atléticos puedan llegar a la primera base.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia