El seleccionado argentino de rugby, Los Pumas, cerró ayer la temporada 2016 con una derrota ante Inglaterra por 27-14 en el estadio Twickenham de Londres, resultado que abortó definitivamente la chance de quedar entre los ocho primeros del ranking de la World Rugby para lograr así un sorteo más benévolo de cara al próximo Mundial Japón 2019.
El equipo dirigido por Daniel Hourcade no supo aprovechar la ventaja que representó la expulsión de Elliot Daly cuando se jugaban cuatro minutos, luego de una falta antideportiva sobre el rosarino Leonardo Senatore, quien debió ser reemplazado por Facundo Isa.
Pese a disponer un hombre más casi todo el partido, hasta que Enrique Pieretto también vio la tarjeta roja a los 35 minutos de la segunda parte, Los Pumas estuvieron siempre en desventaja en el marcador y se fueron al descanso 16-7, inmediatamente después de conseguir sus primeros puntos en la "Catedral del Rugby".
En ese tramo del juego, Argentina disponía dos hombres de más porque también había sido amonestado Dan Cole, entonces pudo marcar sus dos tries en el partido, ambos convertidos por Juan Martín Hernández. Antes del descanso, Isa apoyó en el ingoal a la salida de un scrum y al minuto del segundo tiempo Santiago Cordero redujo la diferencia con una espectacular corrida.
El 16-14 parcial duró apenas doce minutos hasta que Owen Farrell, con dos penales a los 12 y 24, restableció la ventaja que él mismo había marcado en el primer tiempo con tres penales y un try-penal. La victoria inglesa fue decorada con un try de Jonny May a los 28 minutos del segundo tiempo para cerrar el encuentro.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia