Argentina tiene la teoría bien aprendida de cara al decisivo partido de hoy en Leicester contra Tonga. Las claves serán mejorar en los scrum, cuya indisciplina generó muchos penales en contra en los primeros partidos; quitarle la posesión de la pelota al rival y no contagiarse del presumible desorden de los isleños.
Estas tres premisas han sido repetidas esta semana por técnicos y jugadores de Los Pumas de cara a un duelo que en caso de victoria les daría la clasificación virtual a cuartos, tras la derrota en el primer partido contra Nueva Zelanda (26-16) y la victoria ante Georgia (54-9). "Va a ser un partido muy físico y duro. Cuando tenemos la pelota lastimamos mucho al rival, así que vamos a tratar de contrarrestar su juego y tener más la pelota", afirmó el capitán y hooker de Los Pumas, Agustín Creevy.
"Nos quedamos conformes con el scrum contra Georgia y vamos a poner mucho énfasis en eso. Y también en el maul ofensivo y defensivo. Sabemos que tienen un juego desordenado y no queremos entrar en su desorden. Trataremos de hacer nuestro juego simple, dinámico, con pelotas veloces", resumió el capitán.
El entrenador Daniel Hourcade designó siete cambios con respecto al equipo que derrotó a Georgia. Ante la lesión de Juan Martín Hernández, quien podría volver frente a Namibia en la última fecha, su reemplazo será el rosarino Jerónimo de La Fuente. Mientras que el pilar Ramiro Herrera ingresará por Nahuel Tetaz Chaparro, quien padece un desgarro grado 1 del bíceps femoral.
También regresará el segunda línea Guido Petti por Matías Alemanno, recuperado de su lesión sufrida frente a Nueva Zelanda, en el que marcó el único try argentino.
Los restantes cambios entre los forwards serán los ingresos en la tercera línea: Pablo Matera suplirá a Juan Leguizamón y Leonardo Senatore regresará al equipo tras haber jugado en el debut ante los All Blacks, por Facundo Isa.
Entre los tres cuartos, el medio scrum Martín Landajo ingresará por Tomás Cubelli, mientras que el debutante Matías Moroni reemplazará a Marcelo Bosch.

Detalles a mejorar
El entrenador de los scrum de la selección argentina, Emiliano Bergamaschi, relató que se trabajó mucho esta semana en esa faceta de cara al partido con Tonga. "El trabajo fue ajustar algunos detalles que no funcionaron bien en el partido anterior. La mayor parte del trabajo ya lo habíamos hecho antes. La labor estos últimos días se basó en cuestiones que puedan ser consideradas como indisciplinas en el scrum", indicó.
"Estoy muy conforme con el potencial logrado en el scrum. Hemos trabajado mucho estos dos años. Tratamos de buscar eficacia, disciplina y adaptarnos a las consideraciones arbitrales", añadió.
En cuanto al juego del rival manifestó: "Conocemos bien el potencial individual de Tonga. Juegan muy bien con pelotas rápidas. Esperamos controlar sus ataques teniendo la pelota nosotros", concluyó.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia