El seleccionado argentino de rugby, Los Pumas, arribó hoy a Londres para quedar concentrado en el Pennyhill Park Hotel, ubicado en Bagshot Surrey, de cara al encuentro semifinal del próximo domingo frente a Australia.
La segunda semifinal del Mundial de Inglaterra se jugará el domingo próximo desde las 13 en el estadio Twickenham en Londres y será dirigido por el árbitro inglés Wayne Barnes.
Argentina se clasificó por segunda vez a semifinales en un Mundial de Rugby al derrotar ayer a Irlanda por 43-20, encuentro válido por los cuartos de final, disputado en el Millennium Stadium de Cardiff, Gales.
Con el triunfo de ayer frente al seleccionado del "Trébol", Los Pumas ascendieron hoy al cuarto puesto del ranking oficial del World Rugby.
El plantel argentino junto a los fisioterapeutas Lucas Toro y Christián Barrea efectuaron ejercicios regenerativos en la pileta y posteriormente realizaron sesiones de elongación.
Los Pumas regresarán mañana a los entrenamientos en las instalaciones del Pennyhill Park, en la que realizará su primera actividad en campo de juego en Londres, mientras que el capitán Agustín Creevy realizará ejercicios diferenciados al sufrir una dolencia en el isquiotibial izquierdo.
Por su parte, el entrenador Daniel Hourcade contará con los regresos del centro Marcelo Bosch quien cumplió la sanción de una semana y del tercera línea santiagueño Juan Manuel Leguizamón, recuperado del desgarro en su gemelo derecho.
El fisioterapeuta Toro explicó que "el día después de un encuentro de tamaña envergadura se hace foco en la parte del tejido blando, con automasajes, utilizando diferentes elementos".
"Mañana tendremos un entrenamiento de baja intensidad, en el cual el foco estará puesto en la presentación de los lanzamientos, intentamos trabajar en poco tiempo y con baja carga; todavía hay jugadores que estarán recuperándose", amplió.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia