Desde Central Norte continúan insistiendo en que en que es preferible jugar el partido con Progreso de Rosario de la Frontera en el estadio Padre Martearena. Por cuestiones de seguridad, la dirigencia cuerva está convencida de que el Consejo Federal autorizará el cambio de jurisdicción.
En un principio la directiva de Progreso había asegurado que se recibirían neutrales, incluso que destinarían una tribuna con capacidad para dos mil espectadores, pero ahora dicen que el partido será solo con público local. "Los que organizan no entienden que los hinchas de Central Norte van igual por más que se juegue sin público visitante. Espero que no pase como sucedió en Chicoana, donde los hinchas de Central Norte tuvieron problemas en el acceso", tiró Héctor De Francesco, vicepresidente del cuervo.
Embed

Al mismo tiempo, el directivo aseguró: "Si los organismos de Seguridad deciden que se debe jugar en el Martearena, se tiene que jugar en el Martearena".
Por otro lado, De Francesco contó que el plantel está al día en cuanto al tema sueldos gracias a que los auspiciantes y el Gobierno cumplieron con lo acordado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia