Los restos del futbolista de San Martín de Burzaco Emanuel Ortega, fallecido el jueves tras once días de internación luego de sufrir una fractura de cráneo durante un partido contra Juventud Unida, fueron despedidos ayer en la Iglesia de San Expedito, de Buenos Aires antes de ser trasladado a la provincia de Jujuy.
Fue un acto íntimo y sin acceso a la prensa, con familiares y allegados al joven cuyo pase pertenecía a Banfield.
En Jujuy, de donde era oriundo el jugador también se le realizará hoy otra despedida, en las instalaciones del club Talleres de Perico.
Por el fallecimiento del futbolista jujeño, de 21 años, AFA y Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA) suspendieron la actividad de este fin de semana de todas las categorías del fútbol argentino.
Además, antes del comienzo del Superclásico copero, los equipos de Boca Juniors y River Plate hicieron un minuto de silencio en memoria de Emanuel Ortega.
El pasado 3 de mayo, a los 44 minutos del primer tiempo de un partido entre San Martín de Burzaco y Juventud Unida, por la Primera C, Ortega disputó un balón con un rival y se golpeó contra la base de cemento que sostiene el alambrado de la cancha de su club, por lo que fue internado en grave estado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia