Fastidioso pero yendo al frente. A diferencia de la mayoría de los jugadores, que prefirieron guardar silencio, el entrenador dio la cara y habló con la prensa, que buscaba respuestas luego de la derrota de Central Norte frente a Tiro y Gimnasia. "Hicimos una buena mitad del primer tiempo, después nos fuimos diluyendo en la energía, en las intensidades y no me gustó el final del primer tiempo; se lo dije a los muchachos. Intentamos entrar mejor en el segundo tiempo pero no se pudo", fue el primer análisis de Christian Lovrincevich.
Por la próxima fecha, Central Norte recibirá a Chicoana el sábado a las 21
Hilando más fino y refiriéndose al segundo tiempo y a cómo el cuervo se fue desinflando, aseguró: "Puede ser que haya hecho mal un cambio, ahora pensándolo más en frío, pero de todas maneras Central tiene que estar a la altura de las circunstancias todo el partido. Nosotros estamos regalando momentos de los cuatro partidos que jugamos que no nos podemos permitir".
La evolución de algunos jugadores dentro del equipo todavía no conforma al técnico, pero también tuvo autocrítica: "Los rendimientos algunos me dejan bastante conformes; otros no, pero bueno... no importa. Me deja conforme el rendimiento de Fuentes, Abaurre, Campo, Chávez, pudimos incluirlo a Zurita unos minutos; para nosotros era una cuenta pendiente intentar que se recupere pronto. Pero también queríamos ganar el partido. Creo que le erré yo en algunas cosas y me parece que esa es la deuda que tengo conmigo y con la gente. No hay excusas. Hicimos un partido de mayor a menor, cuando nos agarraron con la guardia baja ellos acertaron".
Masticando bronca luego del pitazo final, Lovrincevich explicó cuáles fueron sus sensaciones luego de la derrota: "Preocupado porque no me gustó la intensidad, los muchachos dan todo pero partido a partido, si queremos ascender, tenemos que ir superando a estos rivales.
Tras la derrota y este flojo comienzo de campeonato, se podría comienza a dudar de la continuidad de Lovrincevich al frente de Central Norte, por lo resultadistas que suelen ser los procesos. Sin embargo, el DT se mostró esperanzado e hizo un repaso desde su llegada al cuervo. "Nosotros en el proceso que llevamos es el segundo partido que perdemos, tenemos 15, 16 partidos. Molesta por la intensidad nuestra, por la energía que todos ponemos. es un grupo muy bueno y un plantel que va pelear el ascenso. Vamos a pelear por eso", recordó el entrenador, que sigue convencido del grupo.

  • La bronca de los jugadores
Acosta y Salvatore se “sacaron” al finalizar el partido y casi se van a las manos con algunos rivales, pero fueron contenidos y no pasó a mayores. Luego, la puerta del vestuario recibió varios golpes por la bronca del equipo entero. Adentro hubo silencio total.

  • Dirigencia muy caliente
Los dirigentes también salieron muy disgustados con el rendimiento del equipo. “Fue un desastre”, dijo uno de ellos luego de la derrota y no quisieron emitir ni una palabra más en caliente.
Desde la directiva aparentemente comenzaron las preocupaciones por el equipo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia