Se agotan las explicaciones después del partido. Y es que sí, se intentó con un esquema y forma de juego y no se pudo, se intentó con otro totalmente distinto y tampoco se pudo.
Cristian Lovrincevich, tras el empate de Central Norte con Chicoana, explicó: "Fue partido duro, cancha difícil, un rival difícil, que fue digno y se metió atrás; nosotros no lo pudimos destrabar. Fue un partido parecido al de Pellegrini, con más orden y con menos llegadas de nuestra parte... lo que todos saben; tenemos que destrabar y no la metemos".
Consultado, una vez más, sobre la falta de eficacia del cuervo, explicó: "Obvio que me preocupa la falta de gol, como a cualquier jugador que no tiene suerte a la hora de sus situaciones de juego. Pero el equipo está sólido, equilibrado, fuerte, solo que nos costó destrabar el partido".
"El equipo está sólido, equilibrado, fuerte, solo que nos costó destrabar el partido". "El equipo está sólido, equilibrado, fuerte, solo que nos costó destrabar el partido".
Pero ¿por qué al cuervo le cuesta tanto? Es el gran interrogante de todos. Y Lovrincevich respondió: "Es parte del proceso. la semana pasada hablábamos de que Pellegrini era un rival fácil, ayer ganó 3 a 0. A los rivales hay que respetarlos. Punto que sumamos, punto que sirve ¿Podríamos haer ganado? Pienso que sí. Intentamos por abajo en el primer tiempo con Acosta y Villar, cuando vimos que no se podía probamos otra cosa. Se intentó de todas maneras".
Finalmente, el técnico, que sumó una victoria y dos empates desde su llegada, concluyó: "Tengo bronca, tenemos que ganar. Intentamos, no se pudo".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia