Diego Simeone se quedó sin premio al mejor entrenador de fútbol del año, que ganó el alemán Joaquim Löw, campeón mundial con el seleccionado de su país en la Copa del Mundo de Brasil.
Simeone, campeón de la Liga Española y finalista de la Champions League estaba ternado junto al italiano Carlo Ancelloti, campeón con el Real Madrid de la Copa de Campeones de Europa.
Ningún entrenador argentino pudo ganar el premio FIFA.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia