La primera división de Popeye consiguió el pasado sábado su undécimo título consecutivo en el Torneo Honor al golear 6 a 0 a Gimnasia y Tiro. Lucas González guió a las espinacas a una nueva consagración y en charla con El Tribuno contó sobre los pilares que cimentaron un nuevo éxito.
González sostuvo que detrás de estos once años de campeonatos no hay secretos. "La clave es el trabajo, no hay demasiados secretos. Estas chicas trabajan mucho, entrenan tres veces por semana en el club que se suman a las prácticas personales. Ya el año pasado comenzamos a trabajar en el tema del recambio, tenemos muchas chicas que se sumaron al plantel y ellas están en un muy buen nivel", señaló.
Cuatro jugadoras estuvieron en los once títulos de Popeye. Se trata de Natalia del Frari, Constanza Gómez, Mercedes Saavedra y Celeste Gómez.
González también resalta la necesidad de la constante motivación para un equipo que ha ganado todo. "Es difícil afrontar un torneo del que sabés que venís ganando hace mucho tiempo, hay que mantener el entusiasmo en las chicas. Por suerte se lo logra; usamos mucho de motivación el torneo local como preparación para la Liga Nacional, pero también nos ponemos en la obligación de ganarlo", agregó.
Contra Gimnasia había cuenta en los torneos de la Asociación Salteña, ya que en los dos partidos que jugaron empataron. El sábado la historia fue distinta y el triunfo se dio con goles de Natalia Del Frari (2), Virginia Stieglitz (2), Constanza Gómez y Camila Gómez.
Sobre el recambio González destacó el trabajo que se realiza fuera de la cancha. "Las nuevas chicas encajaron muy bien, les cuesta porque es un nivel muy alto. Las más grandes las toman como una más. Hace como dos semanas comenzamos a realizar unos ejercicios de coaching para hacer trabajos en grupo e involucrarlas más a las pequeñas. Tratamos de darle otro punto de trabajo no solo en el hockey y nos dio resultados", señaló el DT.
Popeye solo empató dos partidos en el torneo Honor (Popeye B y Gimnasia) y luego ganó todos dejando en claro el nivel de juego alcanzado en la temporada.
Lucas González trabaja desde hace siete años con el equipo de primera división; arrancó como asistente de Ariel Mairata y luego formó dupla técnica con Marcelo Costa. Hoy enfrenta el desafío de dirigir el plantel solo, pero la confianza con las jugadoras es importante para seguir sumando logros.

Ahora apuntan a la Liga Nacional

Finalizada la participación en el Torneo Honor, Popeye ahora apunta a jugar la Liga Nacional de hockey que se desarrollará a fines de octubre en Mendoza. Los entrenamientos continuarán con la misma intensidad para defender el lugar que el conjunto espinaca se ha ganado en las últimas seis ediciones de la competencia.
Popeye volverá a medirse con los mejores equipos del país en busca de ese título que ya ganó en varias oportunidades. Las chicas no perderán ritmo de juego, ya que también existe la intención de desarrollar un torneo clausura (con la participación de todos los clubes de nuestra ciudad) y también disputar amistosos con equipos de Tucumán.Las chicas entrenarán con los seleccionados salteños para los compromisos nacionales que se vienen.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia