El chubutense Lucas Matthysse, quien el sábado disputará en el StubHub Center de Carson, California, con el ucraniano Viktor Postol el título superligero del CMB, se mostró "confiado" y "tranquilo" y aseguró que no le "pesa la responsabilidad" de ser un poco el centro del espectáculo.
La 'Máquina' Matthysse y el imbatido ucraniano Postol, irán el sábado por la corona de los superligeros que se encuentra vacante tras dejar desierto el campeonato del estadounidense Danny García, quien anunció que pasará a militar en la categoría inmediata superior (welter).
"No me pesa la responsabilidad de ser la figura del espectáculo, como algunos me califican. No subestimo a mis rivales y los respeto. Yo hago lo mío que es prepararme para estar diez puntos. Ya estoy bien y listo para pelear", contó Matthysse después de realizar una jornada de preparación.
"Estas últimas sesiones de entrenamiento solo son para mantenernos. Todo el trabajo consiste en mantenernos porque durante estos últimos dos meses trabajamos en Junín para esta pelea con mi equipo y el resultado es óptimo. Fue muy duro y fuerte y por eso estamos tranquilos", señaló el boxeador de Trelew.
Matthysse, a pesar de tener un perfil bajo y manejarse sin hacer declaraciones estridentes, irradia confianza y hasta ansiedad para subir al ring.
"Mis triunfos anteriores fueron importantes ante rivales como el nigeriano Ajose Olusegún, a quien derroté hace tres años por nocaut técnico en diez rounds y gané el título interino CMB. Luego también le gané a Michael Dallas y a Lamont Peterson. Después caí ante Danny García pero nunca bajé los brazos. Y ahora estoy aquí para dar batalla". enfatizó.
"Nunca estuve mejor que en este momento. Siento el respaldo y el cariño de quienes están a mi alrededor. Tengo todo para llegar muy bien a este combate ante un rival de primer nivel. No dejamos nada librado al azar. Por eso mi confianza", aseveró.
Con relación a su oponente, Matthysse dijo que como es más alto (1,80 metro, 10 centímetros más), trabajó con sparrings con altura similares que el ucraniano: Martín Rios, los brasileños Yamaguchi Falcao y Patrick Texeira, el puertorriqueño Jorge Meléndez.
"Me ayudaron mucho y les estoy agradecido. Fue muy bueno el aporte", reconoció el chubutense.
"Sé de la importancia de esta pelea. Vencer a Postol será entrar en la puerta grande del boxeo mundial y para eso tengo que ganar. No me sirve que me digan que soy favorito, solo me sirve hacer bien las cosas y no dejar dudas. Para eso nos preparamos", enfatizó.
El argentino además de intentar recuperar la corona de la división donde reinaron nombres como Nicolino Locche, el 'Látigo' Coggi, Ubaldo 'Uby' Sacco, y en la actualidad lo hace César Cuenca.
Si es vencedor tiene en el futuro la gran posibilidad de combatir ante el filipino Manny Pacquiao. El sábado será la "batalla".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia