Lucho González dejó la tranquilidad de Europa y los petrodólares de Qatar para retornar a River, uno de los clubes que disfrutó su mejor versión cuando era una joven y destacada aparición de la cantera nacional. Formó parte de las fases decisivas en la conquista de la Copa Libertadores y también participó de la inolvidable travesía por Japón para el Mundial de Clubes, pero existe una razón que lo tiene a maltraer: la escasez de minutos en cancha. Por esto el mediocampista no descartó la idea de dejar River para jugar sus últimos años en otro equipo argentino. "Yo quiero jugar... ¿Cómo no voy a tener ganas? Tengo 35 años, y aunque digan que estoy viejo o lento, tengo ganas de seguir en el equipo. Si no entro, me voy enojado a mi casa. Algo no estaré haciendo bien y puedo mejorar. El día que no sienta esa bronca, ahí voy a retirarme", destacó el exjugador de la Selección, envuelto en fastidio por su nula continuidad.
Lucho dejo abierta la posibilidad de probar suerte en Racing o Huracán, dos clubes siempre interesados en sus servicios. "Ahora no pienso en ir a Racing o Huracán. Yo pensaba retirarme en Porto, pero después me fui a Qatar y ahora estoy acá. Es muy difícil proyectar la carrera de un jugador. La idea era retirarme en River, pero yo quiero jugar. Si sigo sin jugar, no sé lo que pueda llegar a pasar", analizó el volante.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia