Luis González, volante de River Plate se presentó hoy en el inicio de la pretemporada en el predio de Ezeiza para despedirse del director técnico, Marcelo Gallardo y sus compañeros, pues tomó la decisión de no continuar en el club pese a que le quedaba un año de contrato por cumplir.
Lucho, de 35 años, volvió a River a mediados del año pasado tras una década en el exterior y nunca pudo afirmarse como titular, en parte, por una racha de continuas lesiones. Participó en 32 partidos (13 como titular) y marcó apenas dos goles.
Fue campeón de la Copa Libertadores 2015 (se sumó al plantel en semifinales) y también de la Suruga Bank tras vencer a Gamba Osaka en Japón.
El ex Huracán engrosó así la lista de jugadores con pasado exitoso en River (2002-2005) y opaco retorno, tal como sucedió con Pablo Aimar y Javier Saviola como casos más emblemáticos.
Su baja es la cuarta del actual plantel, después de Marcelo Barovero y Leonel Vangioni, que quedaron sin contrato, y Julio Chiarini, que decidió no continuar en el club a fines de la temporada pasada.
El plantel millonario regresó a los trabajos esta mañana en el predio de Ezeiza, donde trabajará hasta el domingo próximo cuando viajen a Orlando, Estados Unidos, para realizar el período más exigente de la pretemporada hasta el 17 de julio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia