El calendario del enduro nacional terminó este domingo en La Merced, Catamarca, donde el salteño Luciano Benavides no solo se consagró como el mejor del Campeonato Argentino, sino que además retuvo el título, mientras que Nicolás Kútulas, el otro salteño, terminó segundo. Entre los dos ganaron las ocho fechas de la competencia.
Con 194 puntos y cuatro victorias, el menor de los hermanos Benavides (21), llegó a la última fecha con inmejorables chances de ser campeón como en 2015, pero detrás tenía a Nico Kútulas, con 191 y tres triunfos. La carrera por el primer puesto fue a todo o nada, siempre entre los salteños.
"La verdad que esta carrera, como todo el año, fue mano a mano con Nico. En la primera de las cuatro vueltas estaba nervioso, precavido y no aceleré tanto porque había muchas piedras", dijo Luciano a El Tribuno.
"En la segunda vuelta, me olvidé de cargar nafta y pensé que perdía el campeonato porque no iba a llegar. Fui con cambios altos para no consumir demasiado y me caí. En la tercera, Kútulas estaba atrás mío y en la cuarta fui a fondo. Le gané por 19 segundos", contó el piloto.
Por lo que significó su comprovinciano en toda la temporada, Benavides le dedicó unas palabras: "Solo me queda felicitarlo, es el segundo año que peleamos mano a mano los dos. Cerró un gran año y estaría bueno que sigamos. Como rivales nos hacemos falta".
De hecho, tanto Luciano como Nicolás fueron compañeros en el Six Days de España, donde Argentina tuvo una gran participación tanto en lo individual como en lo colectivo. Los salteños fueron medalla de oro y dejaron al país en el sexto puesto de la general.
"Mi balance es súper positivo, mejor aún que el año pasado. Este año aprendí a manejarme solo y viajé a Estados Unidos por mi cuenta, donde salí segundo en el Full Gas", añadió.
Por último, el hermano de Kevin, agregó: "Voy a estar un año más en el enduro y capaz para el próximo pasaré al rally. Todavía queda tiempo para pensarlo".


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia