Una joven de 16 años, hincha de Atlético Tucumán, murió al recibir un disparo en el corazón, que realizaron individuos que serían simpatizantes de San Martín, según indicaron fuentes policiales.
El hecho se registró el lunes por la madrugada en el barrio Las Talitas, cuando un ómnibus con hinchas de Atlético festejaban el ascenso a la Primera División, circulaba por la intersección de las calles 39 y 8.
La joven fallecida fue identificada como Juliana Gallo, de 16 años, quien no estaba en el ómnibus sino a bordo de una moto junto a su novio.
Al momento de producirse el ataque de los supuestos simpatizantes de San Martín al micro en donde estaban los hinchas del Decano, la joven iba con su novio a comprar algo.
Según indicó Emilia Soto, madre de Gastón González, el novio de la víctima, que en determinado momento la chica le dijo al muchacho: "amor, me han pegado un tiro a mí".
La chica murió casi al instante, dado que el disparo le atravesó el brazo y se alojó en el corazón.
La instrucción de la causa quedó a cargo del fiscal V, Washington Navarro Dávila, quien pidió las pericias balísticas para verificar si el calibre de la bala que mató a la adolescente -se sospecha que sería un calibre 40- es el mismo del proyectil que impactó contra la carrocería del ómnibus.
Hasta el momento la policía no pudo identificar a los agresores, pero se presume que sería un grupo de simpatizantes de San Martín que suelen reunirse en el barrio en donde sucedió el hecho.
Al momento de recibir el disparo, tanto Juliana Gallo como su novio vestían las camisetas de Atlético Tucumán, dado que estaban festejando el ascenso del Decano a la Primera División, consumada el domingo con la goleada por 5 a 0 sobre Los Andes, una fecha antes de que concluya el torneo de la Primera B Nacional.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia