¿Cómo se generó la idea de ser presidente de la Asociación Salteña?
Fue a raíz de una convocatoria de varios clubes. Formaron una lista, hicimos una reunión y me propusieron para ser cabeza de esa lista. Este es un lindo desafío: tratar de que el vóley surja o resurja porque yo lo veo muy chato. Con el tiempo las cosas fueron cambiando; a los equipos de Jujuy antes le ganábamos y ahora son ellos los que nos vencen. El vóley salteño tiene muy poca competencia fuera de la provincia. Por eso es un lindo desafío estar al frente de la ASV.

¿A qué atribuís que el vóley salteño esté en bajo nivel?
A la falta de roce de los equipos salteños con el resto del país, no hay competencia. Competimos localmente y no avanzamos a un nivel superior.

¿Y para llegar a un nivel superior que hace falta?
Es cuestión de proponérselo. Para empezar la ASV tiene proyectado volver a incursionar en los Campeonatos Argentinos, hecho que hace años no se da. El año pasado se compitió en el Argentino Sub-18 porque Salta lo organizó. Nuestro desafío es mandar a todas las selecciones de inferiores a los Campeonatos Argentinos Sub-14, Sub-16 y Sub-18

¿Qué impulso le van a dar a las categorías inferiores?
La prioridad son los inferiores. A la par del Torneo Apertura vamos a realizar un Grand Prix por fin de semana donde los equipos van a jugar entre seis y ocho partidos
Con esto buscamos darle nivel y volumen de juego a los equipos y también invitar a conjuntos del interior o de la región NOA. Incluso vamos a invitar a colegios para que este Grand Prix le sirva como preparación para los Juegos Evita. Este será un torneo libre.

¿Cómo se jugará el Torneo Apertura?
Será similar al del año pasado. Se va a dividir en una fase clasificatoria; los mejores van a clasificar a la Copa de Oro y los de atrás jugarán la Copa Desafío.


Si bien no es mucho el tiempo que llevan al frente de la ASV, ¿en qué estado se encuentra la entidad?
En cuanto a papeles, la ASV esta bien. Pero recursos económicos no hay. Lamentablemente dejaron muy poca disponibilidad en caja; se trabajará con el tema de las afiliaciones y se pedirán subsidios. Estamos evaluando cómo generar más recursos para el beneficio del vóley salteño. La falta de recursos es un impedimento para los objetivos que nos proponemos.

¿Si te pidieran dar un diagnóstico del momento del voley salteño, cual sería?
Está en stand by, parado. Y para sacarlo de ese estado apostamos a las inferiores y jugar los Argentinos y además ya tenemos confirmada una fecha de la Liga Mundial en Salta con dos partidos entre Argentina y Bulgaria en junio. Además de apostar a participar en los Argentinos, buscamos que los clubes se animen a jugar regionales. Bancario y Central Norte lo hacen, pero necesitamos más.

¿Como comenzó tu historia en el vóley?
Jugué en clubes que ya no existen como Salta Club y UNSa, pero no por mucho tiempo. Después me casé y en 1991 me volqué al arbitraje. Fui árbitro nacional y de Liga Mundial. En el Mundial que se jugó en Argentina en 2002 fui el encargado del arbitraje en la subsede Salta. También arbitré en los partidos que Argentina jugó en nuestra ciudad frente a Cuba y Australia. Como árbitro cumplí todos los objetivos que me había propuesto, no me quedó nada en el tintero.

Se nota que hay mucha pasión en lo que hacés...
El vóley es pasión, es mi vida, te llena de adrenalina. Y los que juegan sienten las misma pasión por el vóley. Dejan todo por la disciplina.

¿Alguna vez pensaste que en el vóley se podría generar un proyecto similar al de Salta Basket?
Sería muy bueno, pero no conozco a fondo el proyecto de Salta Basket. Se me cruzó por la cabeza hacer un Salta Vóley. Esto generaría una competencia fuerte y que logren volcar esa experiencia en las inferiores. Si no hay inferiores no podés llegar una primera competitiva. Por eso buscamos que sea obligatoria la presencia de inferiores en los clubes. El espectáculo lo generan las primeras, pero la prioridad es de las inferiores.

¿Cómo es pasar del rol de árbitro, uno que conocés bastante bien, al de dirigente?
Todavía no me acostumbro a este nuevo rol de dirigente. Voy a tratar de hacer lo mejor posible porque el vóley es algo amo mucho.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia