Luis Scola, ese interminable escudero que muestra una Generación Dorada del básquetbol argentino que parece no querer resignarse a reverdecer laureles, elogió el rendimiento del equipo de Sergio Hernández ante Canadá (94-87), lanzando una frase inapelable: "Así se juega al básquetbol".
Cuando estaba todavía fresco el recuerdo del segundo triunfo del conjunto albiceleste en este Preolímpico de México, el capitán que luce el número 4 en la espalda continuó brindando sentencias.
"Jugamos bien tanto ayer (contra Puerto Rico) como hoy (Canadá). Este equipo tiene potencial, pero teníamos dudas respecto de cómo podía reaccionar ante la gran competencia", expresó el flamante refuerzo de los Toronto Raptors, en la NBA.
"Los chicos demostraron hoy que están a la altura, aunque todavía falta mucho", agregó el máximo goleador de la historia en el seleccionado argentino.
El capitán reflejó que el nivel exhibido en el arranque del campeonato continental "es esperanzador", pero apuntó que "el camino es largo. Y eso lo digo más allá de que ya estamos clasificados para la segunda ronda".
Scola recalcó que para llegar a Río de Janeiro 2016 hace falta "ganar siete partidos. Y nosotros apenas vencimos en dos. Además tenemos que salir indemnes del cruce", dijo en relación al hipotético juego de semifinales a disputarse el viernes 11, ya que habrá que superarlo para meterse en la final y con ello tomar una de las dos plazas para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

  • A dos puntos de su mejor marca
Scola quedó a solamente dos puntos de sus mejores marcas individuales que obtuvo con la camiseta del seleccionado argentino de básquetbol, con el que logró la medalla dorada en los Juegos Olímpicos Atenas 2004.
Los 35 tantos que le marcó esta tarde a Canadá (94-87) por la segunda fecha del Preolímpico de México se inscriben en el podio de sus mejores anotaciones personales.
El número 4 del representativo nacional convirtió 37 puntos en agosto de 2008 (Juegos Olímpicos Beijing) para la victoria del equipo argentino ante Rusia, por 91-79, en la fase de clasificación del certamen en donde hubo premio y el seleccionado nacional consiguió la medalla de bronce.
Dos años después en Estambul, por la Copa del Mundo Turquía 2010, Scola repitió los 37 puntos en el ajustado triunfo sobre Brasil (93-89), por octavos de final.


    ¿Qué te pareció esta noticia?

    Sección Editorial

    

    Comentá esta noticia