El delantero churuguayo, Luis Suárez, es uno de los cracks del futbol mundial, pero en esta ocasión demostró que es más talentoso fuera de ella al cumplir su promesa y llevarle una camiseta del Barcelona autografiada a un chico con cáncer.

De visita en su natal Uruguay, Suárez fue al hospital de oncología de Montevideo para darle la sorpresa a Mateo: su presencia y una camiseta del cuadro blaugrana con su firma, con la idea de que le siga echando ganas en su lucha contra el cáncer.

Un mes atrás, el goleador le dio otra sorpresa al joven: se disfrazó mientras le daba una consulta por internet y le envió un mensaje de apoyo inigualable. Le prometió ir al hospital con lo antes mencionado y apoyar a todos lo presentes en su lucha.No obstante con ese detalle de lujo, Suárez fue al hospital y convivió con los pacientes y todos los aficionados que se le acercaban

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia