El secretario de Deportes de la Nación, Carlos Mac Allister, participó hoy de un encuentro en Montevideo junto al presidente del Uruguay, Tabaré Vázquez, y el flamante mandamás de la FIFA, Gianni Infantino, donde hablaron sobre la posibilidad de que ambos países organicen conjuntamente el Mundial 2030. La reunión se realizó esta mañana en la residencia presidencial de la capital uruguaya, donde Infantino agradeció el interés argentino-uruguayo para organizar el Mundial 2030, aunque aclaró que antes de resolver esta propuesta, aún queda por designar la Copa del Mundo de 2026. "Es verdad que hemos hablado de este sueño, de esta idea, de este plan, de este proyecto para el 2030. Es bastante lejos todavía. En la FIFA tenemos que organizar todo el proceso por el 2026 y luego se hablará del 2030", afirmó Infantino, que este martes le había dado una muestra de apoyo al proyecto conjunto. "Organizar un Mundial es algo muy grande y muy importante y hay muchos requisitos y tiempo para mirar todo esto. En la FIFA ahora la prioridad va a ser claramente 2026. Tenemos que empezar con el proceso, con los requisitos y asegurar que todo sea claro, transparente y abierto como tiene que ser", agregó. Wilmar Valdez (presidente de la AUF), Alejandro Balbi (secretario general de la AUF) y Fernández Cáceres (director de la Secretaría uruguaya de Deportes) también formaron parte de esta actividad oficial, según detalló el diario El País de Uruguay. Tabaré Vázquez reconoció que planteó "oficialmente" al presidente de la FIFA, Gianni Infantino, el deseo de Uruguay y Argentina de coorganizar el Mundial 2030. "Ya lo hemos planteado oficialmente al presidente de la FIFA la posibilidad de realizar el mundial de 2030 cuando se conmemoren los 100 años del primer Mundial que se jugó aquí en el Estadio Centenario y (del) que fueron finalistas Argentina y Uruguay", afirmó Vázquez en rueda de prensa, acompañado por Infantino, antes de que el titular de la FIFA viaje a Bolivia como parte de una gira sudamericana. La propuesta, avalada por el presidente argentino, Mauricio Macri, y presentada públicamente durante el primer encuentro bilateral de ambos mandatarios en enero pasado en suelo uruguayo, es que la copa tenga sedes en los dos países. La coorganización "es la propuesta que hacen los dos países", enfatizó Vázquez, quien calificó como "una esperanza, un anhelo y un sueño" esta posibilidad. Infantino, de su lado, ya había señalado desde su arribo a Sudamérica para su primera gira por la región, que veía con buenos ojos la posibilidad de mundiales organizados en conjunto, algo de lo cual la FIFA no era demasiado partidaria hasta ahora. De hecho, el último mundial celebrado en dos países, Japón y Corea del Sur, fue el de 2002. En la rueda de prensa, el titular de la FIFA acusó recibo de la idea pero no dio garantías de apoyo, y sostuvo que la prioridad de la organización es el Mundial 2026 cuya sede debe definirse. "Hemos hablado de este sueño, esta idea, este plan, este proyecto" pero "2030 queda bastante lejos todavía", dijo en esapñol Infantino, quien reemplazó a Joseph Blatter al frente de la FIFA, golpeada por el peor escándalo de corrupción que recuerde el fútbol mundial. "En FIFA tenemos que organizar todavía todo el proceso por 2026 y luego se hablará de 2030", remarcó Infantino, de 46 años, de gira por Paraguay, Uruguay, Bolivia y Colombia. Para el dirigente "es muy positivo que haya este interés en dos países que hicieron la historia del fútbol". "Organizar mundiales es algo muy grande" y hay "muchos requisitos". "En FIFA la prioridad va a ser claramente 2026", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia