Dirigentes de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) se reunieron ayer con el presidente Mauricio Macri para tratar temas relacionados con el dinero del programa Fútbol para Todos, que este año no contemplará la transmisión de los partidos de la Primera B Nacional.
La reunión se llevó a cabo ayer a la mañana en la Casa Rosada, donde Macri recibió a los presidentes de San Lorenzo, Matías Lammens (tesorero), y de Boca, Daniel Angelici (secretario general).
Macri habló con los dirigentes sobre la situación económica-financiera de la AFA, y también se habló sobre los planes que tenía en mente la entidad para hacer frente a los problemas de dinero de los clubes.
Lo que el presidente de la Nación le transmitió a sus visitantes es la necesidad de "agudizar el ingenio" para generar nuevos ingresos que, acompañados con una buena administración, permitan superar la situación que están atravesando, ayudar a que el Estado gaste menos y que la AFA deje de ser benefactora.
Los dirigentes le presentaron a Macri el plan de desendeudamiento recientemente aprobado por el Comité Ejecutivo de la AFA, la puesta en marcha de un plan de auditoría interno supervisado por el Tribunal de Cuentas y la marcha de las futuras elecciones, que se concretarán el próximo 30 de junio.
El Estado es el principal socio de la AFA, dado que desde hace más de cinco años es el que está encargado de la transmisión de los partidos, tanto de Primera División como de la B Nacional. Sin embargo, el Estado ya anunció que no se hará cargo de los partidos de la B Nacional.

Una deuda que superó los mil millones

No es novedad que los clubes argentinos deban dinero y estén en situaciones económicas críticas. Pero pese a ser una constante en los últimos años la deuda superó la barrera de los mil millones. Una de las principales causas fue el aumento de sueldo de los empleados y los contratos de los futbolistas y entrenadores. Ahora la suma es de 1.121 millones.
De los 20 clubes de primera, excepto algunos como Lanús, Godoy Cruz, Estudiantes de La Plata y Vélez, la mayoría se encuentra con problemas de dinero pese al aumento de los ingresos por la televisación de los partidos.
La AFA es la única que les presta dinero sin cobrarle intereses a los clubes y debido a esto la deuda aumentó a casi 120 millones (incluyendo a todas las categorías) lo que le produjo una ganancia de 10 millones de pesos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia