El entrenador argentino Rubén Magnano, al frente hoy del seleccionado de básquetbol de Brasil, indicó que es imposible "olvidar", aunque recomendó "dejar de hablar" de la Generación Dorada nacional para no establecer más comparaciones.
"No hay que olvidar pero sí dejar de hablar de la Generación Dorada. En ese sentido me identifico con lo que dijo (Andrés) Nocioni", sostuvo el cordobés, quien precisamente comandó a la representación 'albiceleste' en la cima del Everest, cuando el equipo logró la medalla de oro en los Juegos Olímpicos Atenas 2004
"Esa medalla de oro debe funcionar como un agente multiplicador que el argentino debe saber utilizar, no comparar", solicitó el DT.
Magnano, de 60 años, remarcó que el recambio generacional de jugadores en la Argentina "vive un proceso completamente diferente" que al de temporadas atrás.
"Los talentos que surgieron todavía deben ganarse su lugar en el ámbito internacional para que la Argentina recupere su lugar", reclamó el ex entrenador de Atenas en la Liga Nacional (LNB).
"Hay que trabajar y no comparar. Creo que existe el material suficiente pero se debe trabajar", apuntó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia