San Lorenzo tuvo un fallido debut en el grupo 6 de la Copa Libertadores al caer esta noche por 2 a 0 en su visita a Liga Deportiva Universitaria, de Quito, el equipo dirigido por el argentino Claudio Borghi que tuvo en su compatriota Diego 'Cachete' Morales a la gran figura del encuentro con dos conquistas 'messiánicas'.
Pero el nombre de Edgardo Bauza es vinculante en la historia de Liga de Quito y San Lorenzo, ya que en las únicas Copas Libertadores que ganaron ambos el 'Patón' era el técnico.
Claro que eso es historia más o menos reciente, pero en ambos equipos campeones la impronta del entrenador nacido futbolísticamente en Rosario Central fue absolutamente opuesta a la exhibida por los actuales.
De hecho, Pablo Guede y Claudio Borghi son muy parecidos entre sí, ya que disponen de equipos que hacen del fútbol atildado y la pelota al pie sus cartas de presentación, además de haber coincidido ambos en la dirección técnica de equipos chilenos.
Y pese a que una década de vida los separa (Guede tiene 41 años y Borghi 51), la ideología futbolística los une y la expresan bajo cualquier circunstancia.
En el caso de Guede lo hizo hoy pese a los 2.850 metros de altura sobre el nivel del mar en la que está enclavada la capital ecuatoriana, y en el de Borghi, aún a despecho de haber jugado un solo partido este año (el 'Bichi' asumió en diciembre pasado en lugar de su compatriota Luis Zubeldía).
Y encima ese cotejo Liga de Quito lo perdió en el debut en el torneo ecuatoriano frente al recién ascendido Delfín por 2 a 0, para después postergar los tres encuentros restantes. Ese partido tuvo lugar el ya lejano 7 de febrero.
Por eso todas eran incógnitas en este partido, desde la manera en que iba a desarrollar su fútbol ofensivo en un ámbito hostil desde las condiciones externas del juego el conjunto de Boedo hasta la forma en que iba a desarrollar lo suyo el local sin el rodaje competitivo necesario.
Dentro de ese panorama los dos tuvieron sus tiempos para expresarse, pero la diferencia estuvo en que San Lorenzo no contó con los espacios para hacerlo, fundamentalmente porque no se los generó como sí hizo su rival.
Por eso el 'albo' convirtió al arquero sanlorencista Sebastián Torrico en figura, tanto en el primer tiempo cuando obturó dos acciones clarísimas del delantero ecuatoriano Carlos Tenorio, como en el segundo, cuando hizo lo propio con Morales.
Claro que esto último sucedió durante 40 minutos, los que fueron entre los 5 y los 45, porque puntualmente en ellos "Cachete" sí pudo vulnerar al 'Cóndor' con dos golazos de su sello muy al estilo de Lionel Messi.
El primero del ex Chacarita Juniors y Tigre llegó después de una diagonal de izquierda al medio en la que limpió a tres rivales para clavar el balón en el ángulo superior izquierdo.
Y el segundo fue a la inversa, ya que arrancó desde la derecha hacia el centro, dejó en el camino a la misma cantidad de adversarios y su derechazo se coló abajo, superando la estirada mano diestra del arquero 'azulgrana'.
La primera conquista de los quiteños llegó cuando San Lorenzo estaba manejando la pelota y fue un balde de agua fría que, lejos de animarlo, congeló el ánimo de la visita, en la que solamente sobresalía el pundonor de Franco Mussis y las trepadas de Julio Buffarini.
Pero el segundo tanto, su bien llegó sobre el cierre del match, fue el resultado que más se ajustó a lo observado a lo largo del juego, ya que Liga de Quito fue superior en el balance general y un justificado ganador.
El complicado grupo 6 que también integran Toluca, de México y Gremio, de Porto Alegre, comenzó mal para San Lorenzo, que ya pasó por la altura con mal resultado y todavía debe volver a un estadio similar frente a los aztecas, con viaje más prolongado incluido, y después visitar a otro grande de Brasil.





¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia