El boxeo se respira fuerte en estos días en la escuela Cirilo Gil, ya que el Campeonato Nacional Femenino ha comenzado a disputarse. Desde el lunes, la sede del club San Martín, sobre calle Siria, recibe a los amantes de la actividad y a las delegaciones de mayores y juveniles que vienen a participar del certamen.
Sin presencia salteña durante el primer día de competencia, ayer les llegó el turno de saltar al cuadrilátero a Verónica Gallardo y Natalia Llanes en la categoría mayores.
Abriendo la velada, en la división de hasta 54 kg, Gallardo no pudo contra la cordobesa Andrea Bazán, quien terminó llevándose la pelea por la sumatoria de las tarjetas de los jueces.
Más tarde, Llanes tampoco tuvo suerte en la divisional de hasta 64 kg, en la que se cruzó con Vilma Mareco, representante de la Federación Argentina de Boxeo.
La salteña había comenzado con un gran ímpetu el duelo, pero un recto bien ejecutado le sirvió a la formoseña para intimidar a la local y quedarse con la pelea por la vía de los puntos, al finalizar los cuatro rounds.
De esta manera, Salta arrancó con el pie izquierdo en el Nacional, aunque todas las miradas estarán depositadas en el duelo de juveniles de hoy entre Karen Báez, de Buenos Aires, y la salteña Érica Aramayo, finalista del torneo el año pasado y que irá en busca de su revancha.
Además de este enfrentamiento, habrá otra salteña peleando en la tercera velada de esta noche; ella es Jimena Vargas, quien enfrentará a Tamara Gutiérrez, proveniente de Chubut, en la categoría juvenil de hasta 64 kilos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia