El legendario boxeador filipino Manny Pacquiao anunció este miércoles que le gustaría disputar un último combate antes de retirarse el próximo año para dedicarse por completo a su carrera política. Pacquiao, conocido por ser campeón mundial de boxeo en ocho pesos diferentes, aspira a ser presidente de su país y dijo que en su decisión de retiarse había seguido el consejo de Dios. "Pienso que estoy preparado, llevo en boxeo más de 20 años. Pedí a Dios que me guíe y estoy contento por ello", señaló el púgil de 36 años en una entrevista con la televisión local ABS- CBN.

Profesional desde los 16 años, Pacquiao ha ganado 57 combates, 38 de ellos por nocáut, y ha concedido seis derrotas, tres de ellas por nocáut. En su última aparición en el ring perdió ante el imbatido estadounidense Floyd Mayweather por puntos, en una velada en la que sufrió una lesión en el hombro. Pacquiao, en el congreso filipino desde 2010, aspira a ingresar en el senado en las elecciones que se celebrarán en su país en mayo del próximo año. "Tengo que renunciar a cosas que requieren mi atención. Si tu eres senador, estarás concentrado sólo en tu trabajo y en tu familia", señaló durante la entrevista. Antes de centrarse en su carrera política, Pacman intentará despedirse de los cuadriláteros en una velada en marzo, para la que no ha elegido oponente. Descarta la revancha ante Mayweather, que ha anunciado su retirada. "No quiero estar ausente cuando todo el país estará bajo mi responsabilidad", añadió Pacquiao sobre su renuncia al boxeo en favor de la política.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia