La presencia de Diego Armando Maradona nunca pasa inadvertida y desde que llegó a Croacia, horas antes de la final de la Copa Davis, tampoco fue la excepción.
Ante una multitud que fue a recibirlo, el "Diez" se mostró molesto porque ni bien arribó, acusó que empujaron a su pareja Rocío Oliva. Después, en el Arena Zagreb, se mostró eufórico en cada partido.
Su llegada, para muchos (especialmente en las redes sociales), fue tildada de "mufa" y tras el festejo, el mejor jugador de todos los tiempos cargó contra el hijo de Julio Humberto Grondona, alguien que anteriormente lo había tratado de llevar mala suerte.
"Se lo dedico al hijo del que se robó todo en la AFA, que me dijo mufa, más desubicado que bocina de avión", dijo a la prensa, haciendo referencia a "Humbertito" Grondona y después lo expresó en su cuenta de Facebook: "Cada vez que voy a ver a los deportistas argentinos por el mundo, yo me pago mis pasajes, como corresponde. A mí no me los paga mi viejo, como a otros. Y tampoco me quedé con la guita que mi viejo se robó de la FIFA. Yo me la gané jugando a la pelota. Y voy a seguir yendo a ver fútbol, básquet, rugby, vóley, hockey, handball, tenis, siempre defendiendo a la celeste y blanca. Así que ya lo saben".
Maradona agregó que su apoyo va más allá del éxito deportivo: "Quiero aclararles que aunque Los Pumas jueguen contra los All Blacks, sin chances de ganar, Yo voy igual. No me importa lo que diga la gilada".
El astro del fútbol, pese a ese momento de calentura, disfrutó de la primera Copa Davis y por si eso fuera poco, se llevó de regalo la raqueta de Juan Martín Del Potro, la figura de la final.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia