Como a todo campeón, las derrotas le duelen y mucho. Y pese a su exitosa carrera, las heridas de la pelea ante Miguel Cotto siguen abiertas. Por eso, Sergio Martínez se ilusiona con la chance de un combate más antes de colgar los guantes. Sin embargo, todo dependerá de cómo evolucione su rodilla derecha. En ese sentido, en charla con TyC Sports la cual reprodujo Olé señaló que será el estado de la misma la que determine su futuro: "Quiero seguir fortaleciendo mi pierna. En unos meses veremos cómo está. Me tiene que ver varias veces el médico".

Si bien quiere revancha tras su última derrota, resaltó que en caso de no poder pelear nuevamente no lo tomaría como una frustración. "Obviamente no quiero retirarme perdiendo una pelea, pero no me siento frustrado. No siento presión por volver a pelear. La derrota no cambia lo que siento, yo sé lo que logré", destacó. Igualmente, dejó en claro que le gustaría tener la oportunidad de subirse al ring una vez más: "Si pudiera hacer un combate más lo haría. Quiero una pelea más. Sé cuál es mi condición física, analizaré si el riesgo es demasiado y puede perjudicarme".

Embed

Por otro lado, contó que volvió a ver la pelea con el puertorriqueño Cotto para analizar sus errores, aunque piensa que no fueron más que los habituales. Y remarcó que la clave de ese combate fue el golpe que ocasionó su primer caída. "Cotto conectó una buena mano y después se hizo difícil remontarlo. Entró una mano y a partir de ahí se acabó la pelea, me hizo daño", sentenció. En cuanto a su presente, deslizó que si bien le gusta entrenar no extraña hacerlo, ya que está metido con otro tipo de proyectos.

Por último, Maravilla expresó que tras 19 años en el boxeo no cree que la última pelea cambie la historia, aunque sabe que Argentina es un país exitista. Y reconoció que probablemente su pico de rendimiento no coincidió con el de popularidad. "Estuve entre 12 y 13 años viviendo fuera y gané varias peleas. Fueron las más importantes. A Estados Unidos fui con un equipo, a Inglaterra en 2003 fui solo y me llena de orgullo. Ahí me sentí campeón", destacó. Y cerró con un deseo para 2015: "Quiero tener tranquilidad en mi vida. Así, sabré tomar la decisión correcta".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia