Por más que lo desee, Sergio Maravilla Martínez sabe que su carrera no va a ser la misma que la de este último tiempo.
Los años pesan, pero es más el peso de su lesión en la rodilla el motivo por el que Maravilla no podrá seguir siendo aquel luchador aguerrido que una vez le ganó a Julio César Chávez.
El lo sabe y lo asimila, pero aún no lo oficializa. Sin embargo, en una entrevista a Canchallena.com el boxeador dio a entender que está más cerca de colgar los guantes, que de subirse de nuevo a un cuadrilátero.
"A veces me pregunto ¿para qué seguir? Ya cumplí 40 años, se me notan las arrugas y el pelo se me está cayendo. Ya soy un ex boxeador, mi rodilla está destrozada. Sin embargo, el ego no me deja comprender que hay un ciclo para respetar, que ya no puedo jugar un picadito al fútbol con mis amigos, como cuando era pibe. Menos puedo volver a pelear en el primer nivel", manifestó Sergio Martínez anunciando tal vez de manera anticipada lo que todos dan por sentado.
No obstante, Maravilla ya sabe lo que hará y cuando lo comunicará. "La decisión final ya la tengo tomada, pero en unas semanas tengo la última reunión con los médicos y ahí lo anunciaré", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia