Una primera línea de ensueño tendrá este domingo la grilla de largada del Gran Premio de la Argentina 2016 de MotoGP, con el español Marc Márquez en la delantera con una Honda, escoltado por las Yamaha de Valentino Rossi de Italia y Jorge Lorenzo de España. Así quedó establecido ayer tras unas accidentadas pruebas de clasificación realizadas por la tarde en el autódromo santiagueño de Termas de Río Hondo. La carrera se desarrollará desde las 16 y será transmitida por la TV Pública y ESPN.
Márquez, vencedor en ese circuito en 2014, en el regreso de la categoría al país tras 15 años de ausencia, se cayó en dos ocasiones, pero de todos modos logró alzarse con la pole position al cronometrar 1m39s411 en su vuelta más rápida al circuito, de 4.806 metros de extensión, con un promedio de velocidad de 174 kilómetros por hora.
El bicampeón mundial de MotoGP rodó durante la tercera sesión de entrenamientos en horas de la mañana y sobre el epílogo de la tanda de ordenamiento volvió a morder el polvo en el mismo sitio, en la curva uno, tras perder el control de su moto en los metros finales de la recta principal.
Pese al revolcón, "grande", según sus propias palabras, Márquez se quedó con el "uno" y dejó en claro que está decidido a tomarse revancha de la competencia del año pasado, cuando quedó fuera de combate tras un toque con Rossi en momentos en los que ambos luchaban por el triunfo.
El español de la Honda número 93 superó por 375 milésimas al ídolo de multitudes Rossi y por 533/1000 al actual campeón del mundo y reciente ganador en Catar, Lorenzo, y largará hoy en punta la carrera válida por la segunda fecha de la temporada, escoltado por las dos Yamaha oficiales.
En una jornada con tiempo seco -pese a los pronósticos de lluvias y tormentas aisladas- y una temperatura más agradable con relación al viernes, el italiano Andrea Dovizioso (Ducati) finalizó cuarto, a 787/1000, y el español Dani Pedrosa, compañero de equipo de Márquez, se ubicó quinto con la otra Honda oficial, a 600/1000 del más veloz.
"Fue un accidente grande, pero estoy bien. Ahora sé cuál es el límite", sostuvo Márquez en declaraciones al término de la actividad en pista, y agregó que pese a las caídas -en ambas ocasiones por un derrape de la rueda delantera- se siente "cómodo en la moto".
El español obtuvo la pole después de que el proveedor de neumáticos Michelin diera libertad a los equipos para utilizar el caucho que quisieran y olvidaran, por un rato, los problemas registrados durante los ensayos libres con la confiabilidad de la goma blanda trasera.
Por su parte, Rossi, que dejó a Márquez rodando por el piso el año pasado tras un toque entre ambos en la curva cinco cuando pugnaban por el primer puesto y la victoria aquí en Termas, dijo al bajarse de su moto número 46: "El circuito mejoró mucho hoy (por ayer) e hicimos una buena clasificación". "Pudimos acelerar un poco más, pero de todos modos creo que Marc es un poco más rápido que nosotros", agregó el carismático italiano con vistas a la carrera de este domingo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia