Marcelo Gallardo, entrenador de River Plate, se lamentó por el empate sin goles registrado en la Bombonera ante un Boca Juniors que jugó 78 minutos con un hombre menos, porque "el partido estaba para ganarlo". "El campo de juego era un desastre y fue complicado hacer nuestro juego. Por eso el partido se desdibujó desde el principio. Pero también es cierto que estuvimos buena parte del encuentro con un hombre de más, intentamos y lo quisimos ganar, pero no pudimos y por eso nos fuimos con un sabor amargo", admitió Gallardo luego de un superclásico tan gris como la tarde.
"Manejamos la pelota, hicimos que Boca corra tras ella y se desgaste, pero no logramos desequilibrar en los últimos metros, porque no nos hicimos fuertes dentro del área", argumentó.
Después de esta descripción el Muñeco lanzó entonces su máxima del partido: "Nos vamos con bronca porque era un partido para ganarlo".
Y entonces se dedicó a analizar en el plano individual a dos futbolistas que vienen creciendo en sus producciones en los últimos partidos como Andrés D'alessandro y Milton Casco.
"D'alessandro está creciendo y demostrando su jerarquía, pero hoy le faltó el socio que tiene para jugar como él sabe y es Ignacio Fernández", describió.
"Y en cuanto a Casco, está bien, solamente recibió un golpe en la tibia izquierda y podrá jugar por la Copa Libertadores el jueves en Ecuador", precisó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia